El desarrollo y construcción de esta página va a ir dirigida a plasmar una filosofía de vida que no es nueva, pero si muy necesaria en los tiempos que corren.

Durante mucho tiempo vengo buscando un poco de tiempo para poder no solamente investigar sobre ésta filosofía, sino para vivirla. Las ideas que iré exponiendo aquí salen del movimiento slow.

Este movimiento tiene sus orígenes en 1986 de la mano del periodista Carlo Petrini cuando vió que en la Plaza de España en Roma abrían un restaurante de comida rápida en el lugar donde durante mucho tiempo hubo un restaurante con comida tradicional. Su protesta dió origen al Slow Food, o comida lenta con la idea de proteger los productos locales, frescos y sostenibles, frente a los peligros evidentes de la explotación intensiva de la tierra con fines comerciales.

Carlo Petrini

Tras el Slow Food, surgiría todo un movimiento en la misma filosofía extendida a diferentes ámbitos de la vida: en el trabajo, el sexo, la educación, las ciudades, el ocio, etc.

En definitiva, este movimiento internacional cuestiona el culto a la velocidad que tantas enfermedades nos hace pasar, y pasa a defender un estilo de vida más lento.